Cultivo de habas. aprende todo sobre su cuidado

Las habas son un fresco y rico alimento tradicional en la cultura mediterránea. En el huerto tienen un papel fundamental como abono verde, es importante incluir el cultivo de habas en la rotación con cultivos exigentes en nutrientes como calabacines, tomates o pimientos.

Pertenece a la familia de las leguminosas como los guisantes, las judías, las lentejas y los garbanzos. Su consumo aporta extraordinarios beneficios a la salud.

Si tienes pensado cultivar tus propias habas en tu huerto sigue leyendo este artículo donde te contamos sus necesidades de cultivo o mejor aún descárgate gratis nuestro manual definitivo de cultivo de habas.

El cultivo de habas es uno de los cultivos más agradecidos que podemos realizar en nuestro huerto o huerto urbano.  A través de esta guía damos una serie de consejos y recomendaciones para poder cultivar habas en casa de una forma muy sencilla y sin ningún tipo de problema para todo tipo de hortelanos, desde su siembra hasta su cosecha, a fin de cuentas, consumir nuestras propias habas frescas cultivadas de una forma ecológica no tiene porque ser una tarea excesivamente complicada ni difícil.

Necesidades en el cultivo de habas

  • Clima. El cultivo del haba requiere climas frescos, es una legumbre que aguanta muy bien el frío.
  • Suelo. Las habas se adaptan bien a todo tipo de suelos siempre que estos estén bien trabajados, es un cultivo muy rústico.
  • Abonado. No es nada exigente en el abonado. Al ser una planta que aporta nitrógeno al suelo prefiere abonos bajos en nitrógeno.
  • Riego. Su cultivo requiere una humedad prácticamente constante en el suelo. Se realizan riegos cortos y frecuentes. Un riego excesivo tiene como consecuencia la caída de flores y una baja cosecha.

Tipos de recipientes para cultivar habas en el huerto urbano

Las habas se pueden cultivar perfectamente en un pequeño huerto urbano, solamente requieren recipientes que tengan un mínimo de volumen para el sustrato de 5 litros.

Fecha de siembra de las habas

Las semillas de habas se siembran una vez que ha llegado el otoño al huerto. En caso de que el otoño venga demasiado frío o vivamos en una zona de interior con otoños e inviernos muy duros esperaremos a últimos del invierno para comenzar con el cultivo de nuestras habas.

La siembra se realiza de manera directa a golpes en el terreno, separados 35-40 cms y depositando 3-4 semillas en cada golpe, la profundidad de siembra será el doble del tamaño de la semilla, para luego realizar un aclareo y dejar una planta por golpe.

Saber mas:  Cultiva Lechuga y come ensalada todo el año

Durante su cultivo es importante realizar una serie de tareas muy sencillas para que nuestras habas crezcan de la mejor manera posible.

  • Airear el terreno mediante cavados periódicos que permitan que las raíces puedan crecer de forma correcta.
  • Acolchar el terreno para retener mejor el agua en el suelo.
  • A finales del invierno y cuando comienza la primavera, las habas ya tienen un tamaño considerable este es el momento adecuado para entutorarlas. De esta forma evitaremos que se partan por el frío o por el excesivo peso de las vainas.

Variedades de semillas de haba en Huerto Web

Semillas de habas

Como plantar habas

Fecha de recolección de las habas

Las primeras habas se pueden empezar a recolectar a partir de los cuatro meses de la siembra de las semillas. Dependiendo del lugar de cultivo y las condiciones climatologicas se puede adelantar o atrasar algo la cosecha.

Con qué cultivos se pueden asociar las habas

Las habas se pueden asociar con cultivos como el apio, las lechugasespinacas, el maíz y las alcachofas.

Nunca se asociará con cultivos de ajocebollas o puerros ya que el aporte de nitrógeno que tiene la haba para el suelo perjudica el crecimientos del bulbo de las aliáceas.

Enfermedades y plagas en el cultivo de las habas

El cultivo de habas es muy resistente y muy poco propenso a padecer plagas y enfermedades. Junto a los cultivos de cebollas, rabanitos y ajos es uno de los cultivos preferidos para iniciarse en el huerto por los pocos problemas que presenta.

Pulgones

En todo caso hay que prestar atención a la posible aparición de pulgones durante la primavera, los cuales se pueden combatir con un insecticida ecológico como el jabón potásico o el proneem.

Breve descripción del jabón potásico 

El jabón potásico es un insecticida de contacto compuesto por sales potásicas de ácidos grasos vegetales.

Apto para todo tipo de cultivos: árboles frutales, cítricos,hortalizas, cultivos bajo plástico, al aire libre, etc. Eficacia 100% contra: mosca blanca, araña roja, trips, cochinillas y pulgones. Plazo de seguridad de 0 días.

Modo de empleo: Aplicar en pulverización normal mojando bien las hojas por ambas caras y ramas. Repetir el tratamiento cuando sea necesario. Es importante realizar el tratamiento a través de fumigación, con visos de alcanzar la totalidad de la planta tratada (mojando las hojas por las dos caras), para que el resultado sea un 100%. Evitar las horas máximas de sol, mejor a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Al descomponerse el producto se convierte en carbonatos con lo que no crea residuos.

Saber mas:  Cómo sembrar rábanos

Breve descripción del proneem

El proneem es un insecticidafungicida, proveniente del árbol de Neem. Gran eficacia contra los insectos y como fungicida sistémico para el tratamiento de árboles o cultivos enfermos, protegiendo sus raíces. Usándose como preventivo, puede evitar que las enfermedades fúngicas invadan las plantas. Eficacia contra: Pulgones, Mosca Blanca, Ácaros.

Hongos

También hay que estar atentos si la primavera viene con muchas lluvias o si regamos en exceso. El exceso de agua provoca la aparición de hongos que siempre podrán ser tratados con cola de caballo y así evitar que perjudiquen a nuestro cultivo.

Breve descripción de la cola de caballo

La cola de caballo es el fungicida ecológico más empleado en combatir los hongos en el huerto. Es eficaz como preventivo, gracias a su alto contenido en sílice y azufre actúa previniendo contra el mildiu, el oidio y otros hongos habituales del huerto. Además tiene propiedades estimulantes del crecimiento de las plantas. También se le reconoce efecto insecticida contra insectos chupadores como los pulgones, moscas blancas y arañas rojas.

La cosecha de las habas

A los 6-7 meses de la siembra comienza la temporada de cosecha de las habas, la cosecha de las habas.

Las habas son muy productivas y es recomendable que cuando cosechemos nuestras habas lo hagamos de manera escalonada, primero comenzaremos a recoger las vainas de la parte de abajo de la planta y luego iremos recogiendo las que están en la parte superior.

Si nos gusta la piel de la vaina las recogeremos cuando estén muy muy tiernas sin esperar a que maduren.

Esperamos que este año tengais una buena cosecha de ricas y tiernas habas 🙂

Algunos consejos para la siembra de habas

  • Mantener en remojo 24 horas las semillas antes de realizar su siembra.
  • Siempre recolectar las vainas antes de que se hagan demasiado grandes, de esta forma se pueden comer habas más tiernas de lo contrario el haba se pone demasiado dura.

Deja un comentario