Ficus Benjamina: Atenciones y cuidados

El ficus benjamina es una de las plantas que más se cultiva en el interior de casa, aunque también se puede realizar su cultivo en el exterior en lugares donde el invierno no es demasiado riguroso y no se producen heladas. Al ser una planta originaria de climas subtropicales de Asia no resiste las bajas temperaturas a no ser que se cubra en los periodos invernales con una malla de protección.

Es una planta que es capaz de aguantar temperaturas elevadas, aunque su temperatura óptima de crecimiento se encuentra entre los 14-25ºC, es realmente muy fácil de cuidar y crece verdaderamente rápido. Sus características la hacen una planta perfecta para decorar en el interior de nuestros hogares.

Destacan en el ficus benjamina sus hojas pequeñas pero gruesas de color verde oscuro y sus ramas péndulas características de esta planta, también encontramos en ella un tronco de forma esculpida que junto a la belleza de sus hojas hacen que el ficus sea realmente hermoso.

Atenciones y cuidados del ficus benjamina

Si quieres que tu ficus benjamina destaque por su belleza, alegría y colorido atiende las siguientes recomendaciones:

En cuanto a la iluminación

El ficus benjamina requiere estar colocado en lugares con mucha luz, pero sin recibirla directamente, ten la precaución de no cultivarlo junto a una ventana donde el Sol de una manera directa durante muchas horas al cabo del día.

En cuanto  el riego

Los ficus no requieren demasiada agua, con que los riegues tres o cuatro veces por semana durante el verano es suficiente, en invierno prolonga su riego más en el tiempo regándolo cada nueve o diez días.

Si lo riegas muy frecuentemente y la planta tiene exceso de agua las hojas se vuelven amarillas y se caen, lo mismo ocurre si esta falto de agua.

Saber mas:  Cultivo de pimientos en el huerto de casa

Es muy importante que asegures que la maceta tenga hechos los orificios necesarios en la base para que drene correctamente y que no se produzca ningún tipo de encharcamiento que pueda provocar que las raíces se pudran por exceso de agua.

Otro consejo respecto al agua es que pulverices a diario tu ficus benjamina con agua fina en los meses de más calor te lo agradecerá enormemente.

El abonado

El ficus benjamina requiere que se le abone regularmente, aplícale todos los meses un buen fertilizante para plantas verdes que contribuirá a que las hojas tengan mejor color y hará que tu ficus crezca siempre fuerte y sano, siendo más resistente cara posibles enfermedades que pueda contraer.

Labores de poda

En el cuidado de la planta la poda es muy importante si quieres que tu ficus benjamina tenga siempre un aspecto muy frondoso.

Cada tres meses (exceptuando los meses de invierno) recorta la terminación de las ramitas, veras como crecen muchas más hojas y con mucha más fuerza.

Los cambios de maceta

Conforme la planta va creciendo va necesitando más espacio para poder desarrollarse, cambia tu ficus benjamina de maceta todos los años y emplea siempre un sustrato de calidad para que pueda ir creciendo con todas las garantías.

Ataques de plagas y enfermedades

Los ficus benjamina son muy rústicos y fuertes, no suelen verse afectados por problemas con plagas y enfermedades, aún así unas atenciones mínimas en cuanto a la observación de la planta son necesarias para corregir los daños que pueda provocar cualquier ataque de una plaga o enfermedad.

Plagas más comunes

Pulgones

Los pulgones son unos pequeños insectos de color verde que se alimentan de la savia de la planta, a la vez que se alimentan segregan una sustancia pegajosa llamada melaza, no solo este es el daño que causan, además transmiten todo tipo de enfermedades a las plantas. Si observas que las hojas de tu ficus benjamina están pegajosas la planta esta siendo atacada por una plaga de pulgón.

Saber mas:  Cultivo de habas. aprende todo sobre su cuidado

Para combatir a  los molestos pulgones aplica un insecticida para plantas conveniente que ayude también a limpiar la melaza de las hojas.

Cochinilla

Estos insectos parásitos igual que los pulgones también se alimentan del ficus benjamina y segregan melaza manchando las hojas y oscureciendo su color. El tratamiento de la cochinilla es el mismo que para el pulgón.

Ácaros

Los ácaros aparecen en verano, sobre todo las arañas rojas, si el ambiente dentro de casa es muy seco. La mejor solución para evitar su aparición es rociar a diario con agua muy fina el ficus durante los meses de más calor.

Enfermedades

Las más comunes son las provocadas por los hongos.

Alternaria

Produce manchas oscuras y en forma de circulo en las hojas y tallos. La mejor solución es retirar las partes afectadas de la planta y realizar un tratamiento sobre todo la planta con un fungicida para plantas de calidad.

Roya

La roya provoca la aparición de bultitos de color oscuro y manchas amarillas en las hojas. Si tu ficus benjamina contrae esta enfermedad realiza un tratamiento en la planta con un buen fungicida adecuado para tratar la enfermedad.

Una manera de prevenir la aparición de hongos que causan enfermedades en el ficus benjamina es evitando realizar riegos excesivos que encharquen y mojen los tallos y las hojas.

Simplemente siguiendo estas recomendaciones que te damos vas a tener siempre unas plantas de ficus benjamina sanas y hermosas

Deja un comentario