Cultivo de calabacin

El calabacín es una planta rastrera,  con crecimiento indeterminado que se cultiva como anual, con hojas grandes de color verde intenso dentadas en la forma, su tallo principal del cual se originan los secundarios es grueso y fuerte, sus flores tienen cinco pétalos y son de color amarillo anaranjado muy bonito. El fruto es grande en forma de cilindro o redondo dependiendo la variedad.

En el ámbito alimentario el calabacín cada día toma más peso debido a su alto contenido en vitamina A, y  por sus propiedades digestivas y refrescantes.

El cultivo de calabacín es muy exigente: requiere mucho sol, altas temperaturas, mucha agua y muchos nutrientes.

Es uno de los cultivos más productivos ya que la planta nos ofrece un número elevado de frutos durante todo su ciclo.

Como cultivar calabacín

A continuación vamos a detallar las pautas fundamentales para realizar con éxito su cultivo:

  • Necesidades de clima: El cultivo de calabacín requiere climas cálidos donde las temperaturas sean altas y lugares con mucha iluminación. No soporta el frío en absoluto.
  • Necesidades de riego: El riego tiene que ser constante sobre todo en el momento en el que aparece la flor (hermosas flores de color amarillo-anaranjado que se pueden consumir rebozadas). Eso si siempre se evitará encharcar la planta para que no aparezcan enfermedades relacionadas con los hongos como el oídio.
  • Necesidades de suelo. Se adapta bien a cualquier tipo de suelo, pero los prefiere profundos, aireados y fértiles.
  • Necesidades de nutrientes. Exigente en nutrientes necesita un abonado de fondo con materia orgánico antes de iniciar el cultivo, para que las plantas de calabacín pueden obtener los nutrientes necesarios durante su desarrollo.
  • Necesidades en el huerto urbano.
    • Sustrato. Sustrato aireados ricos en nutrientes.
    • Recipientes. Recipientes que cuenten con un mínimo de 25 litros de volumen para el sustrato.

Época de plantación

El calabacín se siembra desde febrero hasta mayo. Las primeras siembras se realizan en semillero protegido del frío para trasplantar una vez llegada la primavera a un marco de plantación de 150×100 cms.

Las siembra

A partir de primavera se pueden realizar directamente en el terreno a golpes colocando 3-4 semillas en cada golpe. Es aconsejable mantener la semillas de calabacín en agua durante 24 horas antes de realizar su siembra.

  • Siembra. Las semillas de calabacín se siembran desde el mes de febrero hasta junio. La siembra se puede realizar tanto en semillero como directamente en el terreno. Si la siembra se realiza en los meses que aún hace frío es importante que se realice en semillero protegido para resguardar el inicio del ciclo de la planta de posibles heladas. La siembra se realiza a una profundidad el doble del tamaño de las semillas.
  • Siembras en semillero. Para siembras en semillero el trasplante se realiza cuando la plantita tenga una altura de 15 cms a un marco de plantación de 150×100 cms.
  • Siembras directas. Si la siembra se realiza de manera directa se hace a golpes separados con la distancia del marco de plantación. En cada golpe se depositan tres o cuatro semillas para luego realizar un aclareo al cabo de los diez días desde que las semillas hayan germinado dejando solo la plantita más fuerte.
  • Cosecha de los frutos: El calabacín se cosecha cuando aún no esta maduro del todo, cuando se encuentra a mitad de su maduración. En este momento es cuando el calabacín tiene todo su sabor y propiedades. Si dejamos que madure del todo aparecen en el fruto las semillas y el sabor es mucho peor.

Época de recolección

Los calabacines están listo para cosechar a partir de los 4 meses de la siembra. Se recolectan cuando aún no están maduros del todo, antes de que el fruto tenga semillas, si se deja que el fruto haga semillas la planta dejará de producir nuevos frutos.

Plagas y enfermedades en el cultivo de calabacín

Ahora vamos a abordar las plagas y enfermedades que durante el ciclo de cultivo de calabacín pueden aparecer:

  • En el ámbito de las plagas de insectos dañinos los más perjudiciales son el pulgón la mosca blaca y la araña roja. Esto insectos son insectos chupadores y se alimentan de los jugos de esta, afectan a la planta de dos maneras: debilitándola y trasmitiéndole virus, bacterias y otro tipo de enfermedades.
  • En el aspecto de las enfermedades las más perjudiciales son las causadas por los hongos y por encima de todas ellas el oídio enfermedad muy común en la familia de las cucurbitáceas (calabazas, melones, sandías, pepinos). Es muy fácil de distinguir ya que aparece una especie de moho blanquecino que cubre las hojas y los tallos, la enfermedad es especialmente peligrosa ya que puede secar la planta por completo. Puedes saber más sobre el oídio y descubrir como puedes detenerlo y tratarlo en nuestro post –Cómo combatir el oídio
  • En cuanto a los virus que pueden atacar el cultivo destacan:
    • El virus moteado del mosaico amarillo del calabacín. Aparecen manchas amarillas en las hojas y necrosis, causa en los frutos deformaciones y detiene el crecimiento, normalmente es transmitido por los pulgones.
    • Virus del mosaico del pepino. Manchas amarillas en forma de mosaico en las hojas, deformaciones y enanez en el fruto. Nuevamente es el pulgón el agente transmisor más importante.
Saber mas:  Cómo cultivar fresas en casa

Consejos útiles para plantar calabacines en casa

Aquí tienes unos pequeñas ayudas para que obtengas una excelente cosecha de calabacines en tu pequeño huerto casero:

  • Asociar el cultivo a cultivos de lechugas y rábanos. Nunca a cultivos de coliflores y pepinos.
  • Realizar el cultivo en lugares soleados.
  • No realizar encharcamientos durante el riego, el calabacín es muy propenso a enfermar por causa del oídio.
  • Realizar la recolección antes de que los frutos den semilla para alargar el periodo de recolección.

Hasta aquí las pautas más importantes para cultivar calabacín, aunque como en todo la experiencia es un grado y en este caso la naturaleza nos irá enseñando más y más cosas sobre el cultivo de calabacín con el paso del tiempo.

Variedades de calabacín

El calabacín científicamente llamado cucurbita pepo es una hortaliza de verano muy apreciada por los hortelanos con un cultivo muy sencillo y agradecido por su alta productividad. Esta planta originaria de Asia para unos y de América para otros se consume cuando el fruto aún no esta maduro del todo.

El calabacín tiene propiedades y beneficios para la salud muy importantes, podríamos destacar que es muy digestivo, refrescante y muy rica en vitamina A.

Los calabacines pueden ser de color blanco, grisáceo o verde atendiendo a la variedad. También según la variedad su forma es diferente: en forma de maza, cilíndricos o redondos.

Vamos a hablar ahora de las variedades que más se cultivan en el huerto, citando su forma de cultivo y  características más importantes.

Calabacín Black Beauty.  Es una variedad con mata sin ramificaciones, muy precoz, los frutos son finos, alargados, de extremos romos y coloración verde. Es una planta muy productiva, que mientras se le van quitando calabacines, no cesa de fructificar. Carne sabrosa y delicada. Se siembra de Febrero o Mayo de asiento, a golpes y marco de 150 x 100 cms.  Se rellenan los hoyos con mantillo, con una ligera capa de tierra encima en la que se depositaran de 5 a 6 semillas. Una vez que están bien enraizadas las plantas se realiza un aclareo, dejando solamente las dos más vigorosos en cada golpe. La cosecha se realiza aproximadamente a los 4 meses de su siembra.

Calabacín blanco medio largo. Es una variedad muy precoz, los frutos son finos alargados de extremos redondos y de coloración blanca. Es una variedad sumamente productiva que mientras se le van quitando calabacines no deja de fructificar. Cultivo. Se siembra de Febrero a Mayo, a golpes, colocando 6-8 semillas siendo conveniente ponerlas en remojo unas horas antes de la siembra. Es conveniente cubrir la semilla con mantillo. Una vez las plantas están bien enraizadas, se realiza un aclareo, dejando solamente 2-3 plantas por golpe. Necesita abundantes riegos especialmente cuando empieza a producir frutos.

Saber mas:  Cultivo de la alcachofa

Calabacín temprano de Argelia. Los frutos son de color verde claro moteados de gris claro, de longitud media cortos. Es muy productivo y extremadamente rápido, de 10 a 15 días antes que el resto de variedades. Los calabacines son tiernísimos y la planta es muy compacta. Cultivo: Se siembra de Febrero a Mayo a golpes colocando 6-8 semillas siendo conveniente ponerlas en remojo unas horas antes de la siembra. Se aconseja cubrir la semilla con mantillo. Una vez las plantas están bien enraizadas se realiza un aclarado para dejar solo 2 ó 3 plantas por golpe.

Calabacín redondo de Niza. Variedad con un ciclo precoz originaria de Francia, muy productiva, la planta es de porte medio y crecimiento determinado. Los frutos que produce son redondos, de color verde claro. El fruto se consume cuando alcanza los 8-10 cms de diámetro. Es una variedad con un gusto excelente, muy suave. Cultivo. Se siembra de Febrero a Mayo de asiento a golpes y a un marco de 150×100 cm. Hay que sembrar 3 ó 4 semillas por golpe y rellenar los hoyos con una ligera capa de mantillo. Cuando están bien enraizadas las plantas se aclara, dejando las dos plantas más vigorosas en cada golpe. La cosecha se hace a los dos meses de su siembra aproximadamente.Como podéis ver esta rica hortaliza nos ofrece distintas variedades para elegir cultivar en el huerto durante el verano, cada una de ellas con diferentes características en cuanto a tamaños, formas, colores, precocidad y productividad. ¿Qué variedad de calabacín vas a elegir tu este verano para cultivar en tu huerto?

Beneficios y propiedades del calabacín

El calabacín es una hortaliza que proporciona increíbles beneficios al organismo haciéndolo indispensable en cualquier dieta sobre todo si se quiere adelgazar, además es una hortaliza con un sabor realmente suave y agradable. El calabacín estaba ya presente en la dieta de los antiguos griegos y romanos, posteriormente los árabes lo dieron a conocer a través de España a toda Europa.

Nutrientes del calabacín

Los nutrientes que contiene el calabacín se distribuyen en los siguientes porcentajes:

  • 1.5% de fibra.
  • 2.5% de carbohidratos.
  • 0.1% en grasa.
  • 1% proteínas.
  • 94.9% agua.

Su composición hacen que su consumo aporte realmente muy pocas calorías, pero por otro lado contiene una cantidad muy alta de minerales y oligoelementos. Minerales como potasio, magnesio, fósforo y calcio están muy presentes en el calabacín y en menor cantidad minerales como el hierro, sodio y zinc.

También es fuente de vitaminas, contiene grandes cantidades de vitamina A, vitamina C y vitamina B9.

Beneficios del consumo de calabacín

Entre los beneficios que tiene consumir calabacines se pueden destacar:

  • Protege el sistema cardiovascular.
  • Su alta cantidad de vitaminas mejoran la salud y el aspecto de la piel.
  • Mejora los problemas de gastritis y estreñimiento por su alto contenido en fibra.
  • Ayuda a los huesos a mantenerse fuertes por su alto contenido en calcio.
  • El alto contenido en fósforo ayuda al cerebro a mantenerse sano.
  • Su alto contenido en agua junto con su bajo contenido en grasas lo hacen un alimento muy indicado para dietas de adelgazamiento.
  • Es diurético.
  • La alta cantidad en vitamina B9 ayuda a los más pequeños a crecer correctamente.
  • Es antioxidante por su contenido en vitamina A y C.
  • Es un alimento saciable que frena el apetito rápidamente.
  • Es depurativo.
  • Previene la aparición de piedras en el riñon.
  • Por su alto contenido en folatos es una hortaliza muy recomendable para las mujeres embarazadas.
  • Su alto contenido en agua alivia las infecciones de orina.

Sin lugar a dudas esta hortaliza perteneciente a la misma familia que calabazas, melones y pepinos es fuente de salud y no puede faltar en ninguna dieta.

Si has decidido incluir el calabacín en tu dieta no olvides que lo puedes cultivar tu mismo en un pequeño huerto en casa, consiguiendo de esta manera una hortaliza rica y saludable con muy poco esfuerzo.

Deja un comentario