Beneficios del tomate para la salud

Los tomates son un alimento básico en todo el mundo y más en la cultura mediterránea. Su empleo en cocina esta muy extendido tanto por su consumo fresco en ricas ensaladas, frito, en salsas, purés, zumos, etc.

El tomate esta compuesto básicamente por agua (un 95%) y es fuente de minerales y de vitaminas A y C, lo que lo convierten en un alimento muy valorado en todas las culturas desde los tiempos más antiguos.

Su consumo aporta unos extraordinarios beneficios para la salud, vamos a enumerar los más importantes:

El tomate previene de enfermedades degenerativas y cancerígenas

Los tomates son un magnífico antioxidante natural contienen grandes cantidades de licopeno y de vitamina C, antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer y enfermedades degenerativas.

Previenen enfermedades relacionadas con el corazón

Su alta cantidad en licopeno contribuye de manera positiva a la no oxidación de los lípidos séricos previniendo de esta manera la aparición de enfermedades cardiovasculares además ayuda a disminuir el colesterol malo.

Ayudan a mantener la salud de la vista

Su alto contenido en vitamina A ayuda a conservar la vista evitando su perdida provocada por el paso del tiempo.

Es un alimento muy importante para mantener la salud de la piel

Es un alimento extraordinario para mantener una piel joven y sana, protegiéndola de los rayos ultravioletas.

Además los tomates se utilizan para la preparación de medicamentos naturales para tratar las quemaduras.

Los tomates ayudan a eliminar líquidos y toxinas

El consumo de tomate y su gran aportación en agua lo convierten en un alimento depurativo y diurético que nos limpia de toxinas perjudiciales para el organismo.

Saber mas:  Cola de caballo como fungicida ecológico

Mejora el transito intestinal

Es un alimento muy recomendado para evitar problemas de estreñimiento y de problemas gástricos.

Hasta aquí los principales efectos positivos que tiene para la salud el consumo de tomate, además estos beneficios también se pueden obtener consumiéndolo de forma elaborada como las salsas de tomate, los purés y los zumos.

Deja un comentario